28.2.08

Hambrientos

Fotografía de Michael Schultes

9 comentarios:

Animoc dijo...

Dura la tarea de los aleluyas en los días de ausencias.

KC dijo...

Asi es, Animoc ;-)
Pero creo que las distancias y pequeñas muertes son absolutamente necesarias para no vivir todo el tiempo en una burbuja y saber que somos imperfectos humanos, en el difícil intento de aceptarnos y re-conocer-nos
K

amaliovilla dijo...

Por-que-la-na-da-nos-de-vo-ra

porque la nada nos devora.

seguís trenzando esas ideas que pegan como un balazo, como una pedrada en la cabeza. por-que-la-na-da-nos-de-vo-ra.
y en el fin?

Merr dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Lejo dijo...

Eso de vomitar las ausencias¡¡ me hace sentir que algunas compañias puede generar bulimia, tambien¡
Un beso desde Lejo

JoJosho dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Diluvio dijo...

almorzando trenzas, amores y flores

Ditaur dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
eltramonta dijo...

ay, digerir las muertes... ahh, cuánto cuesta, tanto, que a pesar de intentar tragarlas, se termina vomitando las ausencias,no?