28.3.10

Cárcel




Sucumbo

en la opresión de los límites


Un desfile de fauces

se arrastran

adheridas

como una segunda piel


La jauría voraz

acecha lo cotidiano


No estoy en mí


Soy el lastre civilizado

del animal que me habita


KC
2010


8 comentarios:

Diego dijo...

Muy bueno!

Diana Laura dijo...

Un destino inevitable me corteja los días...

KC dijo...

Extraño la miel de las palabras
en los huecos blandos
de la soledad

..................
Gracias, Diego y Diana por traerme ese sabor :)
K

marcebrise dijo...

El animal que me habita...uno solo?en esta turbulencia de hechos y naufragios,que nos llevan a la orilla y nos traen de nuevo al plano...sentir que uno es otro de tanto en tanto
Abrazos,maestra...

A do outro lado da xanela dijo...

Me gustó. Mucho.

Un saludo de una caminante errática

KC dijo...

Gracias por dejar por aquí tus pasos...caminante errática :)

KC dijo...

Un abrazo, Marce! Tu presencia es siempre una cálida compañía!

Andrea dijo...

Cuando pienso que ya no queda nada de mi, para enfrentar el mundo de afuera, otra YO viene a mi encuentro,me desancla, me aviene a un mar de calma... y ahí es cuando escribo.

Un beso Karina =)

Ps: siento haber estado tan ausente, pero me he mudado y tengo la vida patas arriba... más que antes; menos mal que somos más de una ... =)